The Professional Soldier: A Social and Political Portrait. Por Morris Janowitz (Reseña)

The Professional Soldier: A Social and Political Portrait. Por Morris Janowitz, Nueva York: The Free Press (1971). 3ª edición. Notas al final de cada capítulo. Pp. lviii, 455.

Y volvemos con una nueva reseña de mi última lectura que ha resultado algo decepcionante sin ser por ello una obra desprovista de interés. Ello se debe a que el mismo Morris Janowitz (1919- 1988) es uno de esos ejemplos de esas personas que, habiendo recibido una formación académica sólida que, en su caso, fue en la disciplina de la Sociología y tuvo la oportunidad de efectuar su particular trabajo de campo a partir de su propia experiencia vital, resultante de ser destinado entre 1943 y 1945 a labores de análisis de evidencia relativa a la inteligencia militar, permitiéndole tener trato más o menos directo con oficiales del US Army.

Buena parte de dichas conclusiones le llevaron a realizar The Professional Soldier, publicado por primera vez en 1961 – existiendo una traducción al castellano temprana editada posteriormente por Ediciones del Ministerio de Defensa . El autor, formado en la rama de la Sociología de las llamadas Ciencias del Comportamiento, evita caer en los groseros determinismos en los que llegaron a caer muchos de sus colegas, limitándose en gran medida a una exposición de evidencia recogida, ya sea a partir de diversas encuestas que realizó, bien con evidencia tomada en Memorias y obras autobiográficas de diversos generales y almirantes estadounidenses veteranos de la Segunda Guerra Mundial como Bradley, Truscott, Fletcher y Mark Clark, o bien de información publicada por órganos gubernamentales, manuales militares y artículos de prensa escrita.

Desde el punto de vista del historiador, la obra tiene cierto interés debido a que el autor toma cierto cuidado en establecer las continuidades y transformaciones producidas en el military establishment estadounidense durante la primera mitad del siglo XX, durante el cuál el modelo aristocrático – etiquetado por el autor además como “tradicional”- existente devino a uno mucho más integrado a la estructura social democrático- burguesa entonces vigente en la sociedad estadounidense, predominantemente urbana e industrializada. Esta transformación, en la década de 1950, no era del todo completa pues, por citar un ejemplo notable, aún las altas jerarquías de las Fuerzas Armadas consideraban que los mejores candidatos para oficiales adecuados al modelo del “líder heroico” podían hallarse, por una parte, entre aquellos criados en una familia de militares y, por otra, en tre aquellos individuos originarios de áreas rurales; conclusión esta última que no acaba de aparecer del todo justificada de modo convincente por estos altos oficiales, pareciendo más un prejuicio que devendría de concepciones premodernas y con ecos rastreables hasta las mismas Odas de Horacio.

Por otra parte, en esta obra también podrán encontrarse descripciones de los debates que tenían lugar después de la Guerra de Corea sobre doctrina estratégica, organización institucional o la integración del personal profesional militar en la vida civil tras su retiro, entre otras cuestiones vigentes entonces y, salvando las distancias y el final de la Guerra Fría de por medio, en la actualidad. Una obra interesante, aunque un servidor habría deseado que el autor hubiese efectuado un trabajo de análisis comparativo más intenso y sistemático.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s