Delenda est Hispania. Tot allò que Espanya ens amaga sobre la independència de Catalunya. Por Albert Pont (Reseña)

Delenda est Hispania. Tot allò que Espanya ens amaga sobre la independència de Catalunya. Por Albert Pont, Barcelona: Viena Edicions, Carta Blanca 25 (2012). Bibliografía. Pp. 507.

En esta obra, Albert Pont expone su caso respecto a cómo podría ser una secesión de Cataluña contra España, cuya consecuencia misma sería la destrucción del Estado y la nación españolas. Para ello, enumera una larga serie de argumentos que justificarían esta línea de acción, siendo éstos de carácter fundamentalmente económico y acompañados por otros de índole política e histórica con claro afán propagandístico, pues se repiten de forma insistente y en ocasiones de forma inoportuna a lo largo de todo el libro. También se discute cuál sería su amparo de acuerdo al Derecho Internacional y qué medios serían los más eficaces para alcanzar el objetivo planteado en la obra, así como la hipotética reacción de la comunidad internacional ante la independencia de Cataluña.

Pero antes de continuar esta reseña, me permitiré aclarar una cuestión preliminar: yo soy, entre otras cosas, partidario de la independencia de Cataluña, pues éste es el país donde he nacido, he crecido, he sido educado y donde actualmente resido.

Esta declaración previa está sólo dirigida a aquellos lectores que, quizás dejándose llevar por los estereotipos que tanto abundan en este país, precisan de este tipo de declaraciones y a los que no deseo que lleguen a conclusiones erróneas respecto a lo que sigue. De este modo, prosigamos.

He de admitir que ésta ha sido una lectura del todo oportunista y casual, pues aunque esta novedad editorial ha recibido una difusión relativamente amplia en los medios de comunicación de Cataluña, a un servidor no le suscitaba demasiado interés su lectura. Sólo una circunstancia casual, en este caso que un ejemplar de Delenda est Hispania fuese recientemente adquirido por un familiar cercano, me motivó para intentar dar una oportunidad a su autor. Bajo esta perspectiva, el resultado no ha sido decepcionante pues, al fin y al cabo, ya barruntaba cuál podía ser.

De las tres partes en las que se divide la obra, la dedicada a lo expuesto al final del párrafo inicial es lo que la reviste de mayor interés aunque, desde mi particular punto de vista, resulte un mero ejercicio teórico. El autor propone que la independencia debería alcanzarse induciendo al aparato del Estado español, mediante la provocación sistemática y continuada, a ocupar militarmente el territorio de la comunidad autónoma catalana y así provocar la intervención de la comunidad internacional en el conflicto político. Sin entrar a valorar esta propuesta concreta, estimo ilusorio considerar que el Derecho Internacional, por sí mismo, vaya a ser el artífice de la independencia; al fin y al cabo, este es un problema esencialmente político y resulta engañoso pensar que pueda resolverse de acuerdo al dictamen de un tribunal.

En cuanto a las dos partes restantes, ambas están gravemente lastradas por dos defectos fundamentales: por una parte, el omnipresente esencialismo que supura a lo largo de todo el texto; por otra parte, la exposición sesgada que se hace en demasiadas ocasiones. Respecto al esencialismo, cualquier lector podrá observar que se construye un modelo esencial catalán opuesto a otro modelo esencial radicado en Castilla, tildando de “asimilados” a aquellos que, sin ser castellanos, responden a alguno de los rasgos adjudicados por el autor. Sin duda, nos encontramos ante un ejemplo de manual del proceso de caracterización de “El Otro” que, en su día, sintetizó Edward Said en Cultura e imperialismo. Así, se caracteriza a unos y a otros de modo uniforme, dejando de lado a los actores históricos que ejercieron su agencia, es decir, su voluntad para tomar sus decisiones dentro del marco de referencia concreto vigente en sus respectivos tiempos históricos. En cambio, su exposición convierte la Historia en un mero proceso mecanicista, donde sus actores no son seres humanos si no meros números y de cuyos hechos sólo se acuerda cuando éstos coinciden con su modelo, condenando al resto a las tinieblas.

Respecto al sesgo, me limitaré a presentar algunos ejemplos notables que quizás permitan apreciar, en su justa medida, el valor real de la obra. Albert Pont referencia en ocasiones los episodios de las Cortes de Barcelona de 1701-1702 y de 1705-1706, celebradas ambas para el reconocimiento como monarcas de Felipe V de Borbón y de Carlos III de Austria, respectivamente; ambos episodios apenas se explican con profundidad aunque, indudablemente, su correcta comprensión resulta de interés capital para entender la naturaleza de la Guerra de Sucesión de la Corona Española en Cataluña (1701-1714). Las Cortes de 1701 presentaron sus reivindicaciones ante el nieto de Luís XIV, las cuáles se vieron satisfechas en su mayor parte por el monarca. A cambio y de acuerdo a las prácticas en uso en todas las Cortes convocadas en los reinos de la Corona de Aragón desde la Edad Media, se acordó que los súbditos harían un donativo a la Corona. Sin embargo, tras la capitulación de Barcelona de octubre de 1705 ante la flota austriacista que había sometido la ciudad a bloqueo, se convocaron nuevas Cortes en noviembre del mismo año en las que se derogaron las disposiciones acordadas con Felipe V en 1701-1702 para, a continuación, aprobar todas las peticiones que entonces se habían presentado y que eran prácticamente un calco de las que se expusieron en su día ante el monarca borbónico. Dejo a criterio del lector la valoración de estos hechos que, en cierta medida, explican y sitúan dentro de cierta lógica las consecuencias de la Guerra de Sucesión en Cataluña.

Por supuesto, nada de lo anterior se menciona en el libro de Albert Pont, quien se ciñe exclusivamente al clásico relato de la historiografía romántica y silencia los hechos anteriormente descritos. Resulta significativo que el autor cite en su apéndice bibliográfico el Felip V contra Catalunya. Testimonis d’una repressió sistemàtica (1713-1715) del ilustre historiador Josep Maria Torras i Ribé (Barcelona: Rafael Dalmau Editor, 2005) y que cualquier conocedor de los trabajos del antiguo profesor de la Universitat de Barcelona pueda constatar su evidente presencia en Delenda est Hispania. Sin embargo, esto contrasta con la ausencia del otro libro de Torras i Ribé que antecedió a su Felip V contra Catalunya y donde aparece la relación de hechos antes sintetizada: La guerra de Successió i el setges de Barcelona (1697-1714) (Barcelona: Rafael Dalmau Editor, 1999). Entre otros testimonios, dicho autor empleó las actas de dichas Cortes depositadas en el Archivo de la Corona de Aragón.

Otro ejemplo de exposición sesgada se encuentra en un episodio más reciente, referido a las circunstancias que llevaron al cese de operaciones de Spanair anunciado en enero del 2012, seguido a continuación por el inicio de su concurso de acreedores (en pp. 184-185). Albert Pont dedica amplio espacio a exponer la política de acoso y derribo que, según él, se practicó contra la compañía aérea presidida por Ferran Soriano. Sin entrar a valorar la veracidad de dichas críticas, en cambio resulta llamativo que no se haga ninguna referencia al accidente que sufrió el vuelo JK 5022 durante su despegue desde el aeropuerto de Barajas el 20 de agosto del 2008, en el que fallecieron 154 personas. Tampoco se mencionan las circunstancias en las que tuvo lugar la adquisición de la compañía aérea en marzo de 2009 a precio irrisorio debido a las negras perspectivas de viabilidad del proyecto que entonces ya se vislumbraban, fundamentalmente, a raíz de las previsibles consecuencias económicas del accidente y del adverso contexto económico general. La valoración que hace Albert Pont de este episodio, según la cual considera que la caiguda de Spanair en ple enlairament no és accidental: és tot un atac contra la nostra nació (p. 232) es otro buen ejemplo del sesgo imperante en su libro o, incluso, una broma macabra.

En conclusión, nos encontramos ante un panfleto propagandístico orientado, sobre todo, a lectores que sean propietarios de una pyme o trabajadores autónomos con cierto nivel de estudios. En este sentido, quizás resulte útil para difundir argumentos entre aquellos predispuestos favorablemente ante propuestas independentistas. En cambio, como obra difusora de conocimiento fuerte es inútil, en parte porque el lector medio se verá incapaz de contrastar las exposiciones de hechos que se ofrecen, y también porque el rigor de la misma es escaso como evidenciaría su deficiente conocimiento de la obra de Eric Hobsbawm, autor al que resulta muy difícil presentar como referente en relación a la “crisis del siglo XVII” como hace Albert Pont (en p. 198). Por no hablar de su desconocimiento de la historiografía catalana más actualizada dedicada al estudio de la Edad Moderna, aunque sea sólo el antiguo pero aún muy útil primer volumen del Catalunya dins l’Espanya Moderna de Pierre Vilar (Barcelona: Curial- Edicions 62, 1986, 3ª edición).

En definitiva, si éste es el nivel real entre los estudiosos que simpatizan o trabajan en el Cercle Català de Negocis, organización de la que el autor es vicepresidente, un servidor se cuidará de tomárselos demasiado en serio en los estudios que publiquen en el futuro.

Anuncios

5 comentarios en “Delenda est Hispania. Tot allò que Espanya ens amaga sobre la independència de Catalunya. Por Albert Pont (Reseña)

  1. Pingback: Bad Science. Por Ben Goldacre (Reseña) | Mi Diario de libros

  2. Pingback: Telling Lies about Hitler: The Holocaust, History and the David Irving Trial. Por Richard J. Evans (Reseña) | Mi Diario de libros

  3. Pingback: Jaume I a través de la història. Por Ernest Belenguer (Reseña) | Mi Diario de libros

  4. Pingback: Camins per l’hegemonia. Por Xavier Domènech (Reseña) | Mi Diario de libros

  5. Pingback: Vida y reinado de Pedro IV el Ceremonioso. Por Ernest Belenguer (Reseña) | Mi Diario de libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s