Archaeology: A Very Short Introduction. Por Paul Bahn (Reseña)

Archaeology: A Very Short Introduction. Por Paul Bahn, Oxford: Oxford University Press, Very Short Introductions 10 (2012, 2ª edición). Bibliografía comentada. Pp. xviii, 118.

Esta no es la primera vez que se publica aquí una reseña de uno de los volúmenes de la colección Very Short Introductions, publicada por Oxford University Press y que un servidor no puede dejar de recomendar para cualquiera interesado en cualquiera de las múltiples temáticas que tratan. En esta ocasión, el presente volumen de Paul Bahn, reeditado el año pasado, versa sobre la disciplina de la Arqueología.

No hay duda de que, en su momento, fue una elección de lo más afortunada al ser coautor, junto a Colin Renfrew, de uno de las obras de divulgación más difundidas sobre esta cuestión, traducida al castellano y reeditada en múltiples ocasiones por Akal. Obra que, por cierto, ha aparecido en numerosos programas de estudios universitarios españoles como manual de referencia en la materia, decisión formalmente un tanto cuestionable. Para ello, el autor desarrolla su exposición en un registro informal, acompañado de viñetas que satirizan determinadas cuestiones, desde el coleccionismo de antigüedades hasta cómo tienen lugar los debates historiográficos en la disciplina, usando en este caso unas evocadoras viñetas de Simon James tituladas como “The Reality Gap”. También es constatable que el campo de interés del autor ha sido la Prehistoria, pues la práctica totalidad de ejemplos de caso que aparecen referenciados a lo largo del libro son de este período.

En el presente volumen, Bahn ilustra cuáles han sido, especialmente a lo largo de estos últimos 150 años, los métodos de trabajo de los arqueólogos para sacar a la luz e interpretar el testimonio histórico que ofrece el registro material, observando que, más allá de los tópicos aventureros de Hollywood, durante estos últimos años está teniendo lugar una transformación fundamental de la disciplina, que ha pasado de la excavación y la prospección del yacimiento a hacer mayor hincapié en el trabajo realizado en el laboratorio de los materiales documentados mientras que, a la vez, el trabajo de campo cada vez se hace relativamente más raro, en buena medida porque cada día los recursos financieros para costearlos son menos generosos.

Por otra parte, el autor dedica gran atención al problema de la preservación del patrimonio histórico-artístico, cuestión preocupante que progresivamente va abriéndose paso dentro del mundo académico aunque, en el caso concreto español, padecemos de las inercias institucionales que tanto lastran otros muchos aspectos de la vida social y económica del país. En el caso de los yacimientos arqueológicos, aparte del daño social que representa el expolio en sí, el autor ilustra que una pieza recuperada sin ser documentado su contexto tiene el mismo valor que una fotografía sin pie de foto y de la que se desconoce ni cuándo ni en qué circunstancias se realizó; podrá ser una vista muy bella pero el espectador no dispondrá de nada más.

Otra cuestión a la que el autor dedica una apreciable atención es a la problemática ético-jurídica que, ocasionalmente, surge a la hora de realizar un estudio arqueológico de determinados restos materiales en un contexto sociopolítico dominado por la corrección política, donde el peso político de determinados grupos de presión, usualmente de inspiración religiosa, impiden el desarrollo normal del trabajo de los investigadores. De este modo, en países como los Estados Unidos han surgido críticas contra el estudio de restos humanos hallados en reservas indias, apelando a tradiciones ancestrales, cuestión que en aquel país ha tenido un largo periplo judicial que, finalmente, siempre ha dado prioridad a la adquisición del conocimiento científico antes que a los prejuicios culturales. Paralelamente, en Cataluña hace unos años tuvo lugar una disputa similar respecto a una necrópolis medieval hallada en las cercanías de Tàrrega donde se hallaron los restos humanos de individuos que, posiblemente, eran de religión judía. Desgraciadamente, el mal hacer de las instituciones resultó en aceptar las tesis de la comunidad judía local, cerrándose la posibilidad de todo análisis al entregarse dichos restos para ser enterrados, de acuerdo al ritual judío, en el cementerio judío de Collserola. Esta decisión, según puede apreciarse, fue totalmente contraria a lo que el sentido común y la práctica habitual en Occidente dictaría.

Finalmente, el autor dedica una atención sustancial a algunos de los debates historiográficos que han tenido lugar en el marco de la Arqueología durante estos últimos cincuenta años, desde la introducción de la perspectiva de género hasta el postestructuralismo, además de reflexionar sobre como históricamente las querellas historiográficas moldearon la percepción que el público general tenía sobre el pasado, siendo especialmente notable el caso que narra (en pp. 94-96) de como los prejuicios y las querellas académicas de Gabriel de Martillet y Marcelin Boulle lograron ocultar, al menos hasta mediados del siglo XX, la trascendencia de los primeros hallazgos de restos de neandertales.

En definitiva, como ya inicié esta reseña, no puedo si no volver a recomendar encarecidamente este volumen de la colección Very Short Introductions.

Anuncios

Un comentario en “Archaeology: A Very Short Introduction. Por Paul Bahn (Reseña)

  1. Pingback: Critical Theory: A Very Short Introduction. Por Stephen Eric Bronner (Reseña) | Mi Diario de libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s