¿Qué es una nación? Por Ernest Renan (Reseña)

– ¿Qué es una nación? Por Ernest Renan, traducido por Francisco Ochoa de Michelena, Madrid: Ediciones Sequitur (2010, 3ª edición). Pp. 95.

Retornamos con una nueva reseña dedica a esta obrita que recoge el texto bilingüe, con el original francés y su traducción al castellano, de la conferencia titulada Qu’est-ce qu’une nation? y que dio en la Sorbona el 11 de marzo de 1882, convirtiéndose posiblemente en su texto más conocido aunque, en su momento, Renan ya era una autoridad académica en la Historia de los orígenes del Cristianismo. La edición incluye un breve prefacio del autor con la compilación de ensayos y conferencias que publicó el 1887 aunque particularmente se echa mucho de menos algún tipo de estudio introductorio o edición crítica que permitiese comprende mejor las palabras de Renan. Por otra parte, ha sido un texto muy discutido y sobre el que ha corrido mucho tinta.

El académico presentó en esta conferencia sus reflexiones sobre la naturaleza de las naciones y como estas, al ser una realidad humana, se crean y desaparecen. Pues aunque responden a la memoria de unas personas que podía ser objeto de omisiones interesadas de la realidad del pasado, en cualquier caso también son un proyecto colectivo, no una esencia: haber hecho grandes cosas juntos y querer seguir haciendo más, he aquí las condiciones esenciales para ser un pueblo. Y para ello es preciso que el acuerdo sea algo que se revalide cotidianamente y que, se dan las condiciones, se pueda poner fin como cualquier otra relación humana.

Como buen liberal decimonónico heredero de la Revolución Francesa que fue, el medio que propugna para esta revalidación era el plebiscito, el derecho de las poblaciones a decidir su propio destino, afirmación que retóricamente contraponía a la tradicional política de la razón de Estado ala que describe en estos términos: Consultar a las poblaciones, ¡Vaya! ¡Menuda ingenuidad! Otra vez esas enclenques ideas francesas que pretenden sustituir la diplomacia y la guerra por unos medios de una pueril sencillez. Pues, por delante de la razón de Estado, las necesidades de la grand strategy que cristalizó en lo que tradicionalmente se llamó como la búsqueda de las fronteras naturales de un Estado u otros ideales religiosos o étnicos, entendía que debía prevalecer la libertad del individuo aún admitiendo que históricamente este principio había sido sistemáticamente pisoteado. Por ello reconocía que la unidad nacional de los países, incluida la francesa y lograda por primera vez por los Borbones, siempre se hace brutalmente.

Leyendo las palabras de Ernest Renan, un servidor no podía dejar de constatar como muchas de las expresiones aún se emplean en el discurso público de la política española en la actualidad, donde expresiones como derecho a decidirhaber hecho grandes cosas juntos no representan expresiones extrañas para los lectores españoles. Es de suponer que los autores de discursos al servicio de algunos dirigentes políticos han leído el mismo libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s