Telling Lies about Hitler: The Holocaust, History and the David Irving Trial. Por Richard J. Evans (Reseña)

Telling Lies about Hitler: The Holocaust, History and the David Irving Trial. Por Richard J. Evans, Londres: Verso (2002, 2ª edición). Notas al final del libro. Pp. x, 326.

Retornamos con una nueva reseña dedicada a esta notable obra del profesor Richard J. Evans, un autor ya habitual en este blog por su trilogía de historia de los orígenes, auge y caída del Tercer Reich. En esta ocasión se trata de una obra anterior, publicada por primera vez en Estados Unidos el año 2001, donde el profesor Evans relata su experiencia como testigo pericial en el famoso juicio Irving v. Lipstadt & Penguin celebrado el año 2000, donde el negacionista David Iriving había presentado cargos contra Deborah Lipstadt y a la editorial Penguin por difamación, pues esta había publicado el año 1993 una obra donde describía a Irving como negacionista y, además, sostenía que éste deformaba deliberadamente el registro histórico en sus libros de acuerdo a sus prejuicios negacionistas del Holocausto y de simpatía con la figura de Adolf Hitler. La sentencia, consultable aquí junto al resto de documentación relevante como declaraciones juradas de los testigos y las actas de las vistas que ha recogido la Emory University de Atlanta, falló en contra de la demanda de Irving y le forzó a costear la enorme suma de las costas del juicio de 2 millones de libras esterlinas y que, actualmente, se acercaría a los tres millones de euros.

David Irving durante su juicio en Viena del año 2005. Condenado a tres años de prisión, le fue concedida la libertad en diciembre de 2006. Más información. (Fuente: The Guardian).

David Irving durante su juicio en Viena del año 2005. Condenado a tres años de prisión, le fue concedida la libertad en diciembre de 2006. Más información. (Fuente: The Guardian).

Más allá del relato del juicio que incluye perlas como la anécdota de como Irving se dirigió en una de las vistas al juez como Mein Führer como ilustración de las excentricidades del personaje, los capítulos más relevantes resultan sin duda la enorme labor de análisis y refutación sistemática que Evans con un equipo de becarios colaboradores hicieron de las tesis de David Irving en las varias docenas de libros que éste publicó durante más de treinta años y que, luego, tuvieron que sintetizar para poder presentarla en el juicio como testimonio pericial por petición de la defensa de D. Lipstadt y Penguin. Esta labor, tan ingente como poco agradecida, consistió en buscar las referencias exactas en la bibliografía publicada de Irving, confrontarla con la documentación histórica que Irving referenciaba para sostener sus tesis y someterlas a falsación, es decir, comprobar si lo que dichas fuentes contenían se correspondía realmente con lo que Iriving alegaba en sus libros que estas permitían interpretar.

Esta labor de verificar la historicidad de una interpretación puede resultar un ejercicio más arbitrario que no fruto de un trabajo científico. ¿Acaso los historiadores no hacen precisamente eso, buscar, analizar e interpretar las fuentes históricas? La respuesta es, por supuesto, un sí categórico. Pero debe diferenciarse claramente entre aquellas interpretaciones basadas, por ejemplo, en dar más relevancia a un documento por encima de otro de acuerdo a una justificación razonada a, en contra, omitir sistemáticamente los fragmentos de la documentación o hacer traducciones deformadoras del alemán al inglés que, casualmente, siempre iban en línea a sostener las tesis revisionistas de David Irving. En este caso, podría plantar la duda de si esto se debe a los meros errores en los que cualquier profesional está expuesto a incurrir pero, en ese caso, resulta difícil sostener que los mismos errores se reproduzcan continuamente a lo largo de sus publicaciones durante treinta años. Pero esta duda ya no es razonable ponerla sobre la mesa si, como se puso de relieve al analizar la documentación y la correspondencia privada de Irving que éste tuvo que poner a disposición del juez por petición de la defensa, el autor fuese consciente de los mismos y prácticamente nunca rectificase. El caso más clamoroso que el profesor Evans expone en la obra es, sin duda, como Irving jamás rectificó de su afirmación que las autoridades alemanas habían contado 200.000 cadáveres tras el bombardeo de Dresde de febrero de 1945 cuando, en realidad, la documentación original indica que estimaron las víctimas era la cifra aún enormemente espantosa pero sí mucho menos espectacular y sensacionalista de 25.000. Y todo ello a pesar que Irving prácticamente desde la década de 1960 conocía de forma fehaciente que esa cifra sólo había sido una invención de la propaganda nazi.

Sin lugar a dudas, éste es uno de esos casos donde vuelve a ser preciso recordar la necesidad de valorar la Historia como disciplina científica pues, como desde luego exigimos que los médicos no estafen a sus pacientes, también debemos exigir que el registro histórico no sea deformado al antojo de prejuicios de ningún tipo, ya sean de carácter racista, sociopolítico o por iniciativa de meros farsantes que buscan notoriedad o su lucro personal.

Anuncios

5 comentarios en “Telling Lies about Hitler: The Holocaust, History and the David Irving Trial. Por Richard J. Evans (Reseña)

  1. Pingback: Denying History: Who says the Holocaust never happened and why do they say it? Por Michael Shermer y Alex Grobman (Reseña) | Mi Diario de libros

  2. Pingback: Cosmopolitan Islanders: British Historians and the European Continent. Por Richard J. Evans (Reseña) | Mi Diario de libros

  3. Pingback: Hitler’s Jewish Soldiers. Por Bryan Mark Rigg (Reseña) | Mi Diario de libros

  4. Pingback: La destrucción de los judíos europeos. Por Raul Hilberg (Reseña) | Mi Diario de libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s