La nacionalización de las masas. Por George L. Mosse (Reseña)

La nacionalización de las masas Simbolismo político y movimientos de masas en Alemania desde las Guerras Napoleónicas al Tercer Reich. Por George Lachmann Mosse, traducción por Jesús Cuéllar Menzo, Madrid: Marcial Pons, Biblioteca Clásica Historia (2005). Notas al final de cada capítulo. Pp. 286.

Fotografía actual del Hermannsdenkmal, monumento dedicado a le memoria de Arminio por su victoria contra los romanos en Teutoburgo. (Fuente: Wikimedia Commons.)

Fotografía actual del Hermannsdenkmal, monumento dedicado a le memoria de Arminio por su victoria contra los romanos en Teutoburgo. (Fuente: Wikimedia Commons.)

Publicada originalmente el año 1975, La nacionalización de las masas de George Mosse (1918-1999) se convirtió en la obra de referencia para el análisis de los procesos de formación de las identidades nacionales en los diversos Estados liberales europeos occidentales durante los siglos XIX y XX. Todos estos procesos de naturaleza política se les ha denominado entre la historiografía de estos últimos cuarenta años como nation-building.

El proceso que sirvió como caso de estudio a George Mosse fue el alemán, cuyas raíces deben rastrearse hasta el siglo XVIII y que para el autor alcanza su máxima expresión con la ideología Volk que empezó a articularse a finales del siglo XIX y siendo el Tercer Reich su tan efectivo como infame vástago. Este proceso vino moldeado, por una parte, de la mano de la iniciativa del Estado alemán, dado el afán de la monarquía de los Hohenzollern para reforzar su aceptación entre la sociedad alemana, recurriendo tanto al monumentalismo como los festejos como el Sedanfest, festividad creada ex novo tras la victoria prusiana en la guerra contra Francia de 1870-1871. Por otra parte, el autor también recoge las iniciativas de carácter más privado y que los nazis posteriormente adoptarían, incluyendo entre estas el ceremonial adoptado por los socialdemócratas alemanes para presentar en sus actos políticos a sus líderes políticos ante las masas. Obviamente, como todo proceso político, los nazis al final adoptaron aquellos elementos y símbolos de forma muy selectiva, siempre de acuerdo a los valores y percepciones que querían inculcar entre la población mediante su liturgia en lo que el autor denomina como el culto a la nación.

Esta obra ha servido como modelo metodológico y analítico para numerosos historiadores de las que afortunadamente España, aún habiéndose incorporado con retraso, de la mano de historiadores como Alejandro Quiroga y con una producción científica que ofrece resultados muy sugerentes para casos de actualidad, como sería el análisis de los antecedentes que, a lo largo de estos últimos treinta y cinco años han llevado al llamado Procès en Cataluña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s