Caen Controversy: The Battle for Sword Beach 1944. Por Andrew Stewart (Reseña)

Caen Controversy: The Battle for Sword Beach 1944. Por Andrew Stewart, Solihull: Helion (2014). Bibliografía. Notas al pie de página. Pp. 164.

Retornamos con otra nueva reseña que sigue sin alejarse del desempeño del Ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial aunque ya no se trate estrictamente del 8th Army. En esta ocasión, Caen Controversy es un breve aunque también completo estudio sobre los preparativos británicos en el sector Sword ante Lion sur Mer, una de les tres sectores de costa asignados al 2nd Army para desembarcar el célebre Día D, 6 de junio de 1944

La obra de Andrew Stewart cubre tanto las fases de planificación y preparativos de OVERLORD como su ejecución el Día D por parte de la 3 Inf Div, teniendo posiblemente la misión más audaz de todas: asegurar Caen antes que las reservas panzer alemanas aprovecharan la zona para concentrarse y lanzar un contraataque contra la cabeza de playa. Obviamente, no es casualidad que el responsable último de la planificación de OVERLORD, Bernard Montgomery, seleccionase precisamente la División que había mandado en 1940 para esta misión.

Stewart IWM B 5093

Una interesante fotografía sobre la situación en la playa QUEEN del sector Sword durante el mismo Día D. Puede apreciarse el considerable embotellamiento en la primera línea de playa, con Universal Carriers y cañones autopropulsados casi inmovilizados en la playa bajo el fuego enemigo del que se resguardan como pueden las tropas. (Fuente: IWM B 5093.)

Desgraciadamente, el Día D padecieron las consecuencias de un plan demasiado rígido que, una vez se encontró con algunos esos factores de fricción que Clausewitz identificó en su célebre tratado, se fue completamente al traste. Por un lado, a la 21. PzDiv se la identificó erróneamente al sudeste de Caen cuando, en realidad, el grueso de la división había sido desplazado recientemente a la misma ciudad y al noroeste de la misma. Esto de por sí no debería haber representado un obstáculo insuperable pues tanto la aviación aliada como la decidida resistencia ofrecida por los paracaidistas de la 6 Abn Div desviaron o retrasaron el flujo de refuerzos alemanes. En cambio, la resistencia alemana ofrecida en las playas QUEEN WHITE y QUEEN RED fue muy superior a la esperada dada la poca eficacia del bombardeo aliado, ocasionando fuertes pérdidas y un retraso considerable sobre la previsión de tiempo prevista, yéndose definitivamente esta al traste cuando, a media mañana, desembarcaron los vehículos que debían transportar a la infantería británica hasta Caen pues estos produjeron un enorme embotellamiento de tráfico que les impidió salir de las playas a tiempo. Eso, unido a episodios locales como el de Beauville donde un sólo cañón flak de 88 mm destruyó cinco tanques y un half-track, retrasó el avance británico hasta dar tiempo para que elementos de la 21. PzDiv pudiesen contraatacar por la tarde del mismo Día D, cerrando el paso así el camino hacia Caen.

Como conclusión, el autor carga las tintas especialmente sobre las espaldas de las tropas y mandos inferiores de la 3 Inf Div indicando que su instrucción se demostró inadecuada y los comandantes de las brigadas 8th y 185th exhibieron falta de suficiente iniciativa. Si bien posiblemente sean ciertas ambas aseveraciones, también parecen insuficientes o injustas. Por ejemplo, el comandante de la 8 Inf Bde fue herido a media mañana, justo cuando iba iniciarse el avance y las tropas permanecieron varias horas sin recibir órdenes: más que un problema de instrucción, esto parece más bien reflejar un problema estructural de mando y control que dejaba poca iniciativa a los mandos subalternos, en contraste a sus homólogos alemanes. Por otro lado, la crítica que plantea el autor no contempla que el error fundamental residía, precisamente, en asignar unos objetivos demasiado ambiciosos por parte de los mandos que habían planificado OVERLORD, siendo responsable en última instancia Montgomery que era conocedor de cuáles eran los límites de sus tropas. Obviamente, la conclusión que puede plantearse es que, en contraste a otras ocasiones como en El Alamein, en Sword Beach Monty exigió cosas a sus tropas que estas simplemente no eran capaces de realizar ni habían sido correctamente instruidas para lograrlo.

Anuncios

Un comentario en “Caen Controversy: The Battle for Sword Beach 1944. Por Andrew Stewart (Reseña)

  1. Pingback: Dogface Soldier: The Life of General Lucian K. Truscott, Jr. Por Wilson Heefner (Reseña) | Mi Diario de libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s