The Greatest Air Battle: Dieppe, 19th August 1942. Por Norman Franks (Reseña)

– The Greatest Air Battle: Dieppe, 19th August 1942. Por Norman Leslie Roberts Franks, Londres: Grub Street (2010 3ª edición). Bibliografía. Pp. 256.

Retornamos con este casi asombroso trabajo de investigación del historiador Norman Franks, uno de los más prolíficos autores sobre aviación militar en Occidente, contando en su haber 120 obras publicadas. The Greatest Air Battle: Dieppe se ha convertido en una obra de referencia obligada para cualquiera interesado en reconstruir la tant célebre como fatídica jornada protagonizada por las tropas canadienses en Dieppe.

Franks-IWM C3194

Espectacular serie fotográfica tomada desde la la cámara instalada de un caza Spitfire V del 317 Fighter Sqdn alcanzando a un Do 217 alemán sobre Dieppe, 19 de agosto de 1942. Este tipo de cámara permitía también poder verificar los reclamos de aviones enemigos derribados de los pilotos. (Fuente: IWM C 3194.)

La obra se basa, fundamentalmente, en un volumen más que destacable de testimonios personales de los pilotos de la RAF que combatieron sobre Dieppe y el Canal de la Mancha para brindar la cobertura aérea durante la ejecución de la operación JUBILEE, es decir, el desembarco efectuado por más de nueve mil tropas, mayoritariamente canadienses de la 2 Can Div, en las playas de Dieppe el 19 de agosto de 1942. Si bien puede parecer exagerada la descripción de «la mayor batalla aérea», el autor lo justifica aduciendo que merece esa descripción por el alto número de derribos realizados en sólo dieciséis horas de combate: 100 aparatos británicos y 48 alemanes.

El lector casual podría pensar que esto demostraría que en aire los aliados también sufrieron una debacle similar a la padecida por las tropas en las playas de Dieppe además de una clara inferioridad de la RAF contra la Luftwaffe, especialmente al enfrentarse los Spitfire V contra los nuevos FW-190 alemanes. Pero como ya percibieron los informes que analizaron los combates de ese día, el principal factor fue la naturaleza misma del plan de JUBILEE ya que la RAF tuvo que concentrar un enorme volumen de escuadrones brindando cobertura sobre un sector demasiado reducido, cosa que resultaba en reducir a cero toda posibilidad de maniobrar por parte de los escuadrones de cazas y brindar a los pilotos alemanes una alta densidad de blancos donde poder atacar. Esta sería una de las lecciones que los aliados aprendieron para futuras operaciones anfibias en Europa, evitando en medida de lo posible ejecutarlas contra sectores demasiado estrechos. Por otra parte sería injusto señalar que toda la planificación aliada fue un fiasco: por citar un ejemplo, el bombardeo de los B-17 de la 8th USAAF contra las bases aéreas de la Luftwaffe alrededor de Abbeville y efectuado a las 10’30 de la mañana resultó en un notable éxito pues la presión de la Luftwaffe se redujo sensiblemente durante las horas siguientes y siendo una lección positiva de la que cuidadosamente también se tomó nota.

Franks IWM A 11212

Los buques de escolta de la Royal Navy recibieron estrictas instrucciones de abrir fuego contra cualquier avión que volase a baja cota. Si bien los pilotos de la RAF fueron cuidadosamente informados de estas órdenes, se dieron algunos casos de aviones aliados derribados por fuego amigo. Cañón antiaéreo Oerlikon de 20 mm a bordo de un destructor británico de escolta ante Dieppe, 19 de agosto de 1942. (Fuente: IWM A 11212.)

Finalmente, deben subrayarse dos gran virtudes de esta obra. Por una parte, es más que loable la cuidadosa y detallada documentación de las pérdidas padecidas por la RAF y la Luftwaffe durante esa jornada, contrastando los reclamos de ambos bandos con el fin de evitar el habitual problema del sobrerreclamo. Por otro lado, al acompañar los informes posteriores a la acción con un volumen muy elevado de testimonios personales de los pilotos dota a todo el relato de la batalla aérea de una viveza en ocasiones sobrecogedora y permitiendo reconstruir de lo que habitualmente se conoce como el sharp end of combat per no sin las limitaciones que suelen padecer estos testimonios que ya observó en su día Robert Engen. Cosa que, desde luego, no desmerece el enorme valor de este excelente trabajo de Norman Franks.

Franks IWM NAM 16

El Spitfire V fue el caballo de batalla de la RAF en Dieppe el 19 de agosto de 1942. Si bien ya empezaba a estar obsoleto frente al nuevo Spitfire IX y el nuevo caza pesado alemán FW 190, los pilotos de la RAF sacaron extraordinario partido de sus aparatos frente a la Luftwaffe. En la foto, cazas Spitfire V del 303 Fighter Sqdn, formado por pilotos polacos, en una misión de escolta sobre Inglaterra en mayo de 1943. (Fuente: IWM NAM 16.)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s